Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Carlo Herrera

La sociedad involutiva

26 Septiembre 2017 , Escrito por Carlo Herrera

 

 

La sociedad involutiva

 

Todo aquello que no avance está condenado a la extinción, aun si esta llega muy tarde.

 

Hay en el mundo una condena llamada vida, un cazador llamado especie, un arma llamada tabú, un conflicto llamado evolución, un retroceso llamado miedo y momento decisivo ante el caos llamado conciencia.

La humanidad es muy fácil de moldear cuando ella lo permite, es sencillo poner una gama de “opciones” al alcance del ser humano y hacerlo creer que es él quien decide al final, una mentira muy bien vendida llamada independencia, un momento donde el criterio personal se apaga ante el colectivo social, un punto donde el humano olvida su humanidad y se convierte en un ente domesticado mentalmente, predispuesto y maleable.

Es sorprendente sin duda que ante los precedentes evolutivos del ser humano el retroceso sea tan inverosímil, un pensamiento más abierto ante cada época y más cobarde y retrograda al mismo tiempo. Una sociedad compuesta de nómadas sedentarios e híbridos.

Sería halagador apuntar hacía una sociedad avanzada, mencionar que ya no estamos padeciendo frio antes las tormentas, que la oscuridad se ha alejado ante el invento de la energía eléctrica, que somos una especie en constante evolución.

Sin embargo y muy a pesar de los grandes visionarios, nuestra especie sufre un efecto único en el universo, estamos cada vez más y más sumidos en un estadio involutivo.

Puede resultar extraño el introducir o utilizar el término “involución” para definir a nuestra especie pero, es sencillo entender el porqué del mismo, es evidente que ya no vivimos en cavernas (no todos), pero también es evidente que permanecemos aletargados en cuanto a las razones por las cuales hemos perdurado, el secreto en la evolución no es como tal el desarrollo de inventos o conocimientos científicos, es nuestra capacidad para aceptar las diferencias, para utilizarlas y crecer con ellas y a partir de ellas.

¿Qué sería de nosotros si después de llamar locos a nuestros inventores no los hubiésemos llamado genios?

Una imagen a un presente alterno, sin electricidad, sin vacunas, sin gasolina, sin ciencia, si, para parte del colectivo en pro de lo natural esto sería idóneo y es razonable hasta cierto punto pues la naturaleza ciertamente provee de muchas cosas, pero no lo puede todo.

El estancarse en un momento donde el pensamiento es intransmutable solo nos orilla a un lento y doloroso retroceso humanitario.

Un mundo donde cada uno busca su propia utopía y se olvida del hecho de ser un ente social está destinado al fracaso, a la extinción y al exterminio propio, aun cuando no sea evidente a simple vista.

El mundo del “yo” es idóneo, necesario y ventajoso, pero también es precario cando uno se muda definitivamente a él.

  • Nómadas

He hablado con anterioridad de nómadas, no hago referencia a los errantes que vagan de un lugar a otro, en vez de ellos el término lo dirijo a quienes cada vez crean más y más ideas y evolucionan en pensamiento.

Pudiese parecer que eso es correcto, pero un avance constante y apresurado de pensamiento tan solo impide el explotar todas las posibilidades de una idea, de una situación; un mundo donde hoy piensas en pro del planeta, en pro de las diferencias, en pro de los distintos gustos sexuales y mañana en pro de la defensa de las minorías y de las posibles diferencias que surjan, puede parecer correcto.

La dificultad esta cuando apoyas tanto las nuevas diferencias, las nuevas minorías, las nuevas ideas que te olvidas de respetar a las antiguas, cuando en lugar de aceptar la variedad de pensamientos en el orbe, consideraras que solo las nuevas formas de pensar son trascendentales.

Un mundo donde hoy estas en pro de las comunidades LGTB por un lado y por otro eres intolerante de la homofobia y la denominas enfermedad es aberrante.

Ni tener atracción por cosas distintas a lo que se establece heteronormativamente, ni tener miedo a lo diferente es estar enfermo.

Aceptar y respetar que a algunos les agradará tu forma de pensar, ser y actuar es evolucionar; designar a todos los que te atacan, te miran mal o no te comprenden como “enfermos”, es un acto involutivo a nivel conciencia, es una muestra evidente de doble moral.

¿En qué punto de la vida se considera que el menospreciar, juzgar y señalar a quien no comparte tu forma de ser es la manera idónea de crear un cambio en el pensamiento?

Nómadas, entes errantes, que vagan buscando lo “bueno” del cambio y del futuro sin apreciar lo grande del presente y lo esencial del pasado.

  • Sedentarios

Mientras por un lado los ambulantes buscan una constante transmutación de la realidad, por otro lado, los sedentarios de pensamiento permanecen inmóviles, consideran inadmisible el cambio en sus ideas, aun cuando forzosamente el mundo   les ha dicho que es necesario avanzar.

Personas que aun cuando ven los polos derretidos continúan quemando basura para “evitar” más daño, personas que aun cuando en casa tienen a hijos, hermanos o familiares con distintas preferencias en más sentidos que solo el sexual y permanecen aletargados en un sueño donde todo ya es perfecto, donde lo diferente no tiene cabida, donde la única forma de tener un futuro es continuar con el presente, estan destinados y predispuestos a un colapso de realidades.

Sedentarios, seres que han olvidado que gracias a lo diferente hoy tienen un computador en el cual hacer evidente su desprecio u inconformidad a las ideas distintas, seres que olvidaron que lo natural era darles una oportunidad a los locos, a las nuevas ideas, a lo innovador, personas que olvidaron que ser sedentarios también implica evolucionar.

Al final de cada situación una sociedad que se conforme únicamente de nómadas o bien este repleta de sedentarios esta predestinada a retroceder cada vez más, a involucionar mentalmente, a estancarse, a perecer.

 

 

 

  • Híbridos

Y entre tanta agonía de un mundo casi cercano al precipicio siempre hay un puente entre ambos mundos y un ente denominado hibrido dispuesto a cruzarlo cuando sea necesario.

Un ser distinto que puede navegar entre lo sedentario y lo errante de los nómadas, una mentalidad capaz de respetar aquello que no entiende, alguien dispuesto a experimentar, a investigar y definir con hechos aquello que aún no puede ser parte de su raciocinio.

Un hibrido está definido no por quien es, si no por su capacidad de transformar su ser, su realidad, de adaptarse, entender, mejorar y apreciar lo que fue, lo que es y lo que puede ser, un ser en constante evolución, pero no una exclusiva, una madura que rescata, preserva y cambia lo necesario siempre en pro del bien común, pues ese es su bien personal.

 

  • La apuesta

Le apuesto a ellos para continuar evolucionando, a los híbridos que retoman del pasado el aceptar lo que se consideró locura como genialidad, del presente el apreciar las diferencias aun si estas no se comparten, a ellos con la capacidad de mirar a través de un holocausto y aun así encontrar algo rescatable, algo memorable.

Le apuesto a esa sociedad latente y activa de pensamiento que no se estanca en el confort de sus ideas, una sociedad capaz de conocer el final de un libro y aun así tener la capacidad para disfrutar de la lectura, de una historia llamada vida.

 

Una vida, no es vida sin cambio y dicho cambio no existe si se olvida de donde surgió. Carlos Herrera.

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post